12 May. 2015

Análisis de resultados electorales mayo 2015

Oscar A. Bottinelli – diálogo con Fernando Vilar y Camilo Delelli

Radiocero y Radio Monte Carlo

Oscar A. Bottinelli realiza un análisis de los resultados de las Elecciones Departamentales de 2015, el impacto que tuvieron entre los partidos y a la interna de los mismos, las figuras políticas de estas elecciones y la situación que se plantea hacia el futuro.


FV: Recibimos con mucho gusto al director general de Factum, al politólogo Oscar Bottinelli. Lo estamos haciendo en dúplex por Radio Cero y Radio Monte Carlo. Buen día y gracias por venir en persona aquí a la radio.

OAB: Por favor. Bueno, esta es mi casa.

FV: Claro que sí. Oscar, estábamos hace un rato viendo la tapa de los diferentes diarios y hoy más o menos todo el mundo hace lo que hicimos anoche en Telenoche, que es evaluar el día después o dos días después. Lo podemos hacer hoy a dos días de las elecciones.

OAB: Primero que todo, y esto es una crítica bastante generalizada a la cobertura periodística que tuvo la campaña electoral en las elecciones. Parafraseando a Benedetti diría: “El interior también existe”. Se ha montevideanizado demasiado la elección, incluso los análisis.

Mujica salió mal. Claro, solo ganó la Intendencia de Rocha, Canelones y fue decisivo en la Intendencia de Río Negro que lleva a los suplentes. Por favor, si uno considera que lo único que importa de Uruguay es Montevideo... Hay que mirar del otro lado del arroyo. Entonces, primer cosa, entre partidos generalmente la forma de analizar es... Bueno, siempre hay análisis de marekting, es decir, bueno: “El Frente Amplio ganó en el 60% de la población del país”, por supuesto, correcto, más bien llega casi al 70%, pero es muy minoritario en kilómetros cuadrados, entonces digo esos juegos de marketing...

Estamos hablando de 19 gobiernos departamentales unos pueden pesar más otros menos, pero son 19, de esos 19 el balance que da.

Bueno, primero, el Frente Amplio es el que sale mejor cuantitativamente en la medida que tenía 5 y gana 6. Desde que el Frente Amplio rompió los muros de Montevideo en el 2005, después de tres períodos en Montevideo, tuvo 8 en total, en 2010 bajo a 5, y ahora subió a 6, respecto a la última elección ganó 1 Intendencia. Cualitativamente perdió Maldonado, es una Intendencia clave, retuvo Canelones pero perdió Maldonado. Lo que pasa que recupera Salto y Paysandú que cualitativamente uno diría: “Bueno, compensa Maldonado”.

El Partido Nacional obtuvo 12, que tenía 12, sigue siendo el partido dominante territorialmente. Anoche, en Canal 4, Monte Carlo Televisión, pusimos el mapa, uno mira el mapa y lo ve todo azul, con una manchita roja perdida en la frontera y unas manchas del Frente en el sur, este y litoral norte.

Y el Partido Colorado -igual que en el 2005- ?ha ?quedado reducido al Departamento de Rivera. A esta altura la República Autónoma de Rivera.

Bien, ese es el balance global de los partidos. Si analizamos Montevideo, Montevideo tiene un análisis especifico porque acá se produce un fenómeno político singular con lo del Partido de la Concertación.

Yo diría que antes de entrar al análisis de lo que fue Montevideo y el Partido de la Concertación diría lo siguiente. Me está extrañando de sobre manera frases de dirigentes del Frente Amplio que son exactamente las mismas que decían los dirigentes blancos y colorados contra el Frente Amplio para descalificarlo. “Solo Partidos honestos, este no es de partido”, “No va a haber más ediles blancos y colorados”, esas cosas que no tienen seriedad, y no le hacen bien al que la dice. Es lo que decían contra el Frente Amplio los blancos y los colorados. Están haciendo el espejo.

Lo otro es lo siguiente, primero todos los candidatos fueron elegidos por partido, porque hay un partido admitido en la Corte Electoral que se llama Partido de la Concertación. Yo creo que mal admitido desde el punto de vista técnico, eso es otro tema, pero una vez que fue admitido existe.

Segundo, decir que un candidato no debe ser consultado porque tuvo nada más que 200 mil y pico de votos, es decir, puedo consultar a uno de 5 mil votos pero no a uno de 200 mil, hay algo que falla en el razonamiento. A mi no me convencen cuando empiezan estos juegos que le hacen rebajar la calidad al Sistema Político.

Y yendo ahora al análisis lo que conviene quizás es partido por partido.

Bueno, Frente Amplio. Respecto a Montevideo digamos que retuvo la Intendencia en una mala elección. El Frente Amplio no está muy por encima. Cuatro puntos por encima de lo que fue considerada la elección desastrosa de 2010, y fue desastrosa porque hubo una rebelión dentro del Frente Amplio enojados no con Ana Olivera, sino con la forma en que se excluyó a Daniel Martínez, que llevó a que alrededor de la quinta parte de los frenteamplistas votaran en blanco, eso fue notorio, conocido, y resulta que ahora el Frente Amplio no aumenta 10 puntos sino 4. Está, más o menos, hay que esperar que decanten las cifras, de 3 a 4 puntos por debajo de la votación de octubre.

En Montevideo el Frente Amplio votó 3, 4 puntos más en octubre que hoy. Por lo tanto es un llamado de atención. Perdió 2 Municipios, el CH, que era lo más probable que lo perdiera, pero perdió el E. Perdón, porque en Montevideo las letras no están familiarizadas. Perdió el Municipio que es Punta Carretas-Pocitos -Buceo y el E que es Carrasco- Carrasco Norte. Ese fue sorpresivo. Y sobre todo es sorpresivo porque da la impresión que la zona norte del municipio votó muy mal. Hay que esperar que estén los datos por circuito, parecería que votó mal.

Lo otro es lo siguiente, por supuesto no se produjo el fenómeno que todos esperábamos, esperábamos politológicamente, que es que cuando un partido dominante tiene asegurada en la percepción de la gente la Intendencia, y tiene dos candidatos potentes, se polariza la elección dentro de ese partido. Es lo que ha sucedido en San José con Chiruchi y el contrincante de Chiruchi, en Flores Echeverría padre contra Mazzullo, ahora Echeverría hijo con Mazzullo. Tacuambó Da Rosa con Chiesa, ahora Da Rosa con De Mattos.

Es decir, esas polarizaciones que llevaban a frenteamplistas, colorados también a votar porque querían elegir entre los dos que podían ser candidatos. Acá ese fenómeno no se dio. El Frente Amplio no se re-potenció por tener una competencia interna en relación a cuando tenía candidato único, está lejos de la votación que tuvo Ehrlich, está como 8 puntos por debajo, hay que esperar que termine el escrutinio, pero puede llegar a 8 puntos por debajo de lo que obtuvo Ehrlich en el 2005.

CD: O sea que lo que hizo el Frente Amplio de tratar de diversificar las opciones en realidad terminó jugándole en contra.

OAB: No, no. No sabemos. Probablemente no le jugó en contra, no le jugó a favor. Es decir, jugó adentro, no jugó afuera, no captó hacia afuera y probablemente perdió algo. Puede ser porque efectivamente hay un segmento frenteamplista desconforme con la gestión de la Intendencia Departamental.

CD: Oscar ¿Y en cuánto a las alcaldías que falló? ¿La comunicación? Porque mucha gente iba a votar y decía: “Pero yo no conozco estas caras que me ponen acá”

OAB: Bueno, las alcaldías, yo preferiría analizar primero por partido pero las alcaldías, y ese es otro problema. Yo vi una nota donde se hacía entrevistas a la gente y decían: “Nadie conoce las alcaldías”. Sí, las 8 de Montevideo y un par de Canelones. En el interior hubo lugares donde hubo más votos a Alcaldía que a Intendencia.

FV: La cercanía del interior es diferente...

OAB: Bueno, no. El peso de la Alcaldía es muy importante, la cercanía. Se descubrió en estos años que el municipio es mucho más que una junta local.

Que hay un peso político producto de la elección directa de los Consejos, porque además no se elige Alcalde, se elige un Concejo Municipal de 5 miembros, del cual su Presidente lleva el título de Alcalde, y que tiene algunas funciones ejecutivas mínimas, y se dan resultados como por ejemplo en Piriápolis. Gana el Frente Amplio en Piriápolis y pierde en el departamento de Maldonado. Es decir, gana la Alcaldía, pierde la Intendencia.

Es decir, las alcaldías fueron muy importantes salvo en Montevideo, entonces hay que diferenciar el análisis, sino seguimos quedándonos en los muros de la capital.

Bueno, siguiendo con el Frente Amplio.

Primero, Montevideo, mala elección por porcentaje de votos y porque dentro de Montevideo un golpe al mujiquismo y en particular a Lucía Topolansky.

Yo lo dije en televisión, si se hace un desafío hay que hacerlo para ganarlo.

La candidatura de Lucía Topolansky no era una candidatura que venía de antes. Se instaló en el momento en que Vázquez excluye al mujiquisimo de dialogar y acordar cómo se iba a formar el Consejo de Ministros y minimiza la representación del mujiquisimo en el Consejo de Ministros, la fuerza que es la mitad del Frente Amplio tiene menos de la tercera parte de los ministros, pero para hacer un desafío de esos habría que haberlo hecho bien, yo creo que ahí tendría que haber sido el propio Mujica el candidato.

Porque acá si bien no se puede decir que Daniel Martínez ganó gracias a Vázquez. No, ganó porque el fue construyendo una figura... que realmente lo ayudaron mucho con la victimización de hace cinco años, pero Vázquez gana con la elección de Daniel Martínez frente a Mujica y frente a Lucía Topolansky.

Lo que ocurre es que esto se equilibra porque en el interior el mujiquisimo gana en competencia con el astorismo. Y gana sólidamente la Intedencia de Canelones, la segunda más importante del país, y gana además la de Rocha. Lo otro del Frente Amplio es que recupera Salto y Paysandú pero pierde Artigas.

Lo que observamos globalmente es que el Frente Amplio después de traspasar los muros por primera vez, logra institucionalizar -así le llamamos en Ciencia Política- la tenencia de Canelones y Rocha.

¿Qué quiere decir institucionalizar? Bueno, después de dos períodos de Carámbula en Canelones y de Artigas Barrios en Rocha, mantienen la Intendencia ya con otro nombre. Ya no es decir: “Bueno, esto se debió a fulano”. Ya es el Frente Amplio que está instalado en Canelones y Rocha, lo que no logra en Maldonado. Dos períodos Oscar de los Santos, y pierde la Intendencia.

Fuera de esto hasta ahora se viene observando que el Frente no logra tener más de un periodo en la Intendencia. Tuvo un periodo en Salto, Florida y Treinta y Tres, lo perdió. Tuvo un periodo en Artigas, lo perdió.

Lo nuevo es que ahora Salto y Paysandú pasan a la categoría de lo que llamamos en el análisis político: “pendulantes”. Es decir, pasa a ser un péndulo donde en 2005 la ganó el Frente Amplio, en 2010 la perdió el Frente Amplio, y en 2015 la vuelve a ganar el Frente Amplio. Esto es común en distritos muy parejos donde el péndulo se desplaza de un lado al otro. En el caso de Salto Frente Amplio- Partido Colorado, en el caso de Paysandú Frente Amplio- Partido Nacional.

Lo nuevo es que el Frente Amplio estrena un departamento en que nunca había ganado, que es el departamento de Río Negro, más allá de que venía de dos elecciones consecutivas pegando en el palo. Pegaba en el palo y salía afuera. Esta vez pegó en el palo también, porque fue por poquito, pero entró.

Hay que destacar también otro dato que es el surgimiento de una figura, después se verá, a veces el surgimiento de las figuras nace con fuerza y se apagan, pero otras veces son el arranque de una gran carrera. Que es la figura que deslumbró en Paysandú y sin ninguna duda debe haber sido decisivo en el resultado, que es el Intendente electo Gustavo Caraballo.

Y bueno, acá hay también otro fenómeno que es la Vertiente Artiguista, que ha quedado desaparecida del mapa parlamentario en octubre, por primera vez no tenía ninguna banca, resulta que ahora tiene dos intendentes titulares, elegidos de distinta forma.

Río Negro con el apoyo de la 1001 y el MPP 609, y en Paysandú con el apoyo del Frente Liber Seregni, es decir del astorismo.

Pero bueno, Gustavo Caraballo que es vertiente, y el Arquitecto Oscar Terzaghi, que es viejo dirigente de la Vertiente Artiguista, bueno son 2 de las 6 Intendencias del Frente Amplio. Es decir, no hay ninguna Intendencia que responda al Frente Liber Seregni y 2 a la Vertiente Artiguista, en materia de números se dan algunas de estas casualidades.

Es decir que el Frente Amplio sigue manifestando problemas en materias de gobiernos departamentales, la potencia que tiene para las Elecciones Nacionales, no la tiene para gobiernos departamentales.Departamentos donde el Frente Amplio le ganó a los dos Partidos Tradicionales sumados perdió la Intendencia Departamental. Este es un dato importante.

Respecto al Partido Nacional. Bueno, el Partido Nacional es muy interesante. Primero sigue siendo el Partido que domina territorialmente el país, tenía 12 intendencias, conserva las 12 intendencias, con cambios. Perdió Paysandú, perdió Río Negro. Ganó Maldonado y ganó Artigas. Yo diría que en peso de los departamentos, por favor, que nadie se ofenda, los pesos son objetivos. Es como si uno se ofendiera cuando dicen: “Bueno, Uruguay, pero yo quiero ver que piensan China, Francia, la India”. Bueno, cada uno sabe dónde está, y los departamentos tienen distinto peso.

Bueno, la pérdida de Río Negro para el Partido Nacional le compensa Artigas, y la pérdida de Paysandú le compensa con creces Maldonado. Lo que no compensa con creces es que es el departamento directo de Larrañaga y que eso a Larrañaga le hace un poco una herida. Perdió en casa. También es cierto que no es la primera vez que pierde en casa. Perdió en el 2005 también la Intendencia. Que fue la primera vez que ganó el Frente Amplio con Nino Pintos.

La recupera en el 2010 y la pierde ahora en el 2015 de estos pendulantes, pero gana Maldonado, es decir, de los pesos pesados de los gobiernos departamentales el peso pesado más fuerte del Partido Nacional lo tiene Larrañaga.

Lo que observamos es que Larrañaga tiene 8 intendencias, al sector de Larrañaga le corresponden 8 intendencias: Maldonado, Lavalleja, Treinta y Tres, Cerro Largo, Tacuarembó, Artigas, Soriano y Colonia al suroeste. Y Lacalle Pou queda con 4: Durazno, Florida, Flores y San José.

Es decir, Larrañaga duplica a Lacalle Pou en el número de intendencias. Este es un dato fuerte.

FV: Objetivo también.

Sí, esto es de los números. No es que a uno le guste ni le disguste. Ni lo uno ni lo otro. Esto fue así.

Y lo otro es que el Partido Nacional sale conmocionado con la elección de Montevideo, el Partido Nacional saca alrededor de la mitad, o quizás un poco menos de la mitad, de los votos que tuvo en octubre. No estamos hablando de hace 5, 10 ni 15 años, estamos hablando de hace unos meses. No retiene la mitad del electorado y además una cosa. Uno diría bueno: “Yo me imaginaba”. Y bueno esto quiere decir que la gente de Larrañaga dolida por la exclusión de Gandini puede no haber votado. No, no, no. Cayeron todos a la mitad.

FV: No es por un tema específico.

OAB: No es que un sector se retrajo, Lacalle Pou, él, saca la mitad de votos que sacó en octubre. Y claro, acá no olvidemos que no es que se puede decir que el Partido Nacional tuvo mala suerte como se puede decir en el 2005, cuando la candidatura de Javier García votó muy mal pero bueno, fue una coyuntura donde además surgió el boom de Pedro Bordaberry en aquel momento, y el partido no anduvo electoralmente. Acá en cambio hubo una crisis interna, acá hay una decisión de Lacalle Pou, de lo que era el candidato nato, no era oficialmente proclamado pero todo lo que se manejaba era Gandini y Ney Castillo.

Bueno, Gandini se lo baja. Y se asume la decisión de: “Los votos mandan”, la mayoría del partido no está en esa mayoría de Gandini hay que poner otro candidato que responda a Lacalle Pou, Lacalle Pou pone el candidato, lo cual fue respondido por Gandini: “Bueno, los votos mandan, vamos a ver el 10 de mayo”.

Ahora quedó Lacalle Pou en la pérdida de 2 a 1 en Intendencias con Larrañaga, fue duplicado por Larrañaga en cantidad de Intendencias, y el resultado en Montevideo lo debilita muy fuertemente.

Y lo que observamos es -y esto más allá del gusto de cada uno y del enojo de cada uno o del festejo de cada uno- lo que observamos ahora es cual es el panorama del Partido Nacional.

Partido Nacional, senadores: 6 Lacalle Pou, 4 Larrañaga; diputados 16 a 16, Intendentes 4 Lacalle Pou, 8 Larrañaga, es decir que de alguna manera, números más números menos, entre mayo y octubre se re-equlibran las fuerzas. Yo usé el ejemplo de barajar y dar de nuevo, con un partido que vuelve a quedar con una competencia de dos liderazgos fuertes, uno por lo que ocurrió en junio del año pasado, otro por el resultado de mayo de 2015, con dos corrientes relativamente equilibradas, hay que ver ahora los votos que sacó cada corriente sumando todos los departamentos, probablemente se re-equilibre mucho más que lo que ocurrió en octubre, y entonces el Partido Nacional tiene un futuro diferente al que tenía hasta ahora, donde ya hay dos líderes, y sobre todo lo que pasa cuando el que va perdiendo empata...

FV: No es lo mismo un empate con gusto a triunfo que un empate con gusto a derrota...

OAB: Exacto. Entonces en este momento de esta elección Lacalle Pou sale debilitado y Larrañaga sale claramente fortalecido.

El Partido Colorado es una situación complicada, está desgranándose el Partido Colorado. Yo lo que se observo acá, en Montevideo. 4 diputados, uno dice: “Yo en esta elección no participo”. Mutis. Fernando Amado, peleado ya con Vamos Uruguay, presentó su propia lista separada de Bordaberry al Comité Ejecutivo del Partido Colorado. Dos se van con Novick, sostienen la lista 12 que fue un boom espectacular, la número 1 dentro del Partido de la Concertación. Y le quedó 1 solo diputado a Vamos Uruguay apoyando al candidato oficial del Partido Colorado. Además ya venían con la crisis de: Ahí nadie desplazó a Castillo, pero él se sintió sin base. Un Partido Colorado que estaba con los brazos bajos, no había espíritu de apoyo, de militancia, no había recursos materiales: “De esta me bajo”.

Que fue un poco lo insólito de la elección, que veníamos con 2 candidatos todo el año pasado, o 3, seguros Daniel Martínez, Gandini y Castillo, Cuando decían: “¿Cómo viene la serie de encuestas?” Yo no puedo hacer serie de encuestas, por partido si, pero había un partido con Gandini y Castillo y no está ninguno de los dos. Empezamos de nuevo. Y tampoco estaba Novick, y se hablaba de Bauzá, se hablaba de otras figuras. Más allá de que Novick se venía preparando desde hace un par de años.

Entonces, en el Partido Colorado el golpe fue la pérdida de Salto, Vamos Uruguay queda sin ninguna Intendencia. El candidato a vicepresidente de la República, impuesto por Bordaberry contra la voluntad de los batllistas, pierde su departamento. Este es un golpe muy duro, y sobre todo al que Bordaberry le había dado todo. Fíjense: la primer suplente de Bordaberry es de Coutinho, el segundo senador es Coutinho, fue el candidato a vicepresidente. Y con ese apoyo pierde en casa, pierde en su departamento. Este es un golpe muy duro.

Lo del paso al costado de Bordaberry, creo que lo que dice Hierro yo no lo compartiría en este sentido. Bordaberry no dijo: “Me voy para mi casa”, “Doy un paso al costado en el liderazgo” que es otra cosa. El inclusive dijo: “Yo estoy para ayudar a mi partido”. Él unos días antes ya había hablado de que Vamos Uruguay culminó una etapa, ahora hay otras figuras que pueden empezar a formar grupos o a competir, y habló de Germán Coutinho, Marta Montaner, Germán Cardozo, Ope Pasquet. Es decir, es el paso de que siente que él ya cumplió un ciclo, que él ya no está en condiciones de seguir conduciendo, sin dudas recibió varios golpes, la votación del Partido Colorado y de su candidatura en octubre, la votación del domingo, pero sin duda él va a seguir, y él anunció que va a seguir de senador. No se va para casa.

Ahora, el otro fenómeno es que los Batllistas de Ley, y particularmente el sector de batllistas que lidera Tabaré Viera, terminó saliendo fortalecido, quedó con 2 diputados, el propio Tabaré Viera y Conrado Rodríguez, nieto de Don Renán Rodríguez, hijo de Renán Rodríguez Santurio, y con la Intendencia de Rivera ganada espectacularmente.

Acá quiero hacer un pedido de disculpas y una rectificación. Yo ayer en Telebuendía dije que el Partido Colorado había ganado los 3 Municipios de Rivera; y no ganó Vichadero. Es decir, ahí tengo que pedir disculpas a la gente de Rivera, y a los amigos del Partido Nacional de Rivera, que ganaron Vichadero y yo ahí me equivoqué. También, no es excusa ni echar la culpa, pero es difícil estar mirando los datos de 19 departamentos y 112 Municipios, mucho más con el sitio de la Corte Electoral que está hecho por alguien que nunca manejó datos electorales y yo diría datos de ninguna naturaleza.

Entre una parte del sitio y otro hay que escribir a mano para buscar los datos porque no hay conexión, dentro de la misma página. Entre una parte y otra los votos por número de hoja están en un lado y por sublema y nombre de los candidatos están en otro distinto y no se pueden conectar. Tampoco cotejar cuál de esos números de hoja y cuáles de esas listas de candidatos o sublemas están detrás de cada Intendente. Si uno suma sí, pero tampoco se puede bajar en planilla para, no: “Reescriba todos los números”.

FV: Claro, sí, te volvés loco.

OAB: No, para el siglo XIX es un avance.

FV: Claro, pero estamos en el XXI.

OAB: Ah. No sabía. Hay que ir a calle Ituzaingó a avisar.

Bien. El partido Colorado. Así como aparece una figura nueva en el Frente Amplio que es Gustavo Caraballo y se potencia una figura que estaba en un plano alto como es Daniel Martínez, que después de esto queda catapultado a un nivel que se verá. El Partido Colorado, por un lado el sector de Tabaré Viera y Tabaré Viera como líder del sector aparece fortalecido, y la figura de Marne Osorio que aparece como una figura que seguramente va a tener su impacto en el plano nacional en este quinquenio que viene. Ya no puede ser reelegido por lo tanto es un nombre que va a estar para otras cosas y que ha demostrado la gestión de Marne Osorio tiene una aprobación espectacular en el departamento de Rivera.

Bueno, y ahora pasemos a la concertación. Yo decía anoche en Monte Carlo Televisión que lo más importante de la Concertación fue que triunfó la desconcertación.

Me refiero a lo siguiente. El proyecto de la Concertación yo lo considero desde el punto de vista analítico, politológico, no es que me guste o me disguste, que fue un proyecto mal hecho. No se hace un proyecto solo para tratar de ser una alianza electoral para ver si se le puede ganar al Frente Amplio la Intendencia de Montevideo, plantear así las cosas queda como una desesperación de perdedores, ese no puede ser el proyecto. No fue un proyecto nacional, resulta que Salto, Paysandú y Río Negro los Partidos Tradicionales si hubieran votado juntos ganaban la Intendencia. El Frente Amplio ganó al otro partido, pero el Partido Nacional hizo la diferencia en Salto, y el Partido Colorado en Paysandú y en Río Negro. Además cuando se creó la Concertación con un énfasis, Montevideo, solo Montevideo, nada más que Montevideo. Pero es al revés, ¿sirve el Partido de la Concertación? Sí, señores. Para la mitad del país. No para Montevideo, para lo único que no va a servir. La Concertación fue para hacer perder la Intendencia de Montevideo, fracasó.

Ahora, el resultado interno de la Concertación es lo que hace ver las cosas de otra manera. Lo que triunfó es que aparece una candidatura que no es la representación del aparato del Partido Nacional, ni del aparato del Partido Colorado, pero que es inequívocamente de los Partidos Tradicionales, y que provoca una renovación. El año pasado se hablaba de que renovación es si alguien tiene 15 años menos. No, Novick tiene 3 años más que Daniel Martínez, pero nadie puede negar que es renovación. Renovación de estilos, renovación de discurso, renovación de forma de hacer política, y fue tremendamente exitoso. Y además en un discurso, que es lo que él dijo: “La Concertación está para unir y no para dividir”. Bueno, en realidad dentro de la Concertación el que estuvo para unir y no dividir fue él, los demás cada uno iba por su partido legítimamente.

Entonces, acá lo que se instaló es: Primero, en qué queda la Concertación, en qué queda esta convergencia puntual de los Partidos Tradicionales. ¿Queda en: “¿Se hizo una alianza electoral en Montevideo y sigamos haciendo alianzas electorales para disputar la Intendencia y los Municipios?” o digamos “Bueno, es hora de re-discutir si los Partidos Tradicionales no deben tener una convergencia mayor en el plano nacional y no solo para disputar Intendencia.

FV: Como en 1971 el Frente Amplio...

OAB: Como en 1971 el Frente Amplio, que ahí ya no es porque el Frente Amplio no fue concebido como una alianza electoral y a la vista está, sino como un proyecto político, y tampoco contra alguien. Así como el Frente Amplio tiene una visión de país que la fue ajustando a lo largo del tiempo, el Partido Nacional y el Partido Colorado con diferencias históricas muy importantes sí manifiestan tener ciertos elementos comunes de visión de país, que son comunes a si mismos y diferentes con el Frente Amplio, por algo hay gente que no tuvo problema siendo blanca o siendo colorada en desplazarse al voto Novick, que no estaba invocando a Aparicio Saravia ni a los Mártires de Quinteros, pero que si reflejaba una serie de ideas, de valores, que es común a la gente del área Partidos Tradicionales.

FV: Oscar son las 8:34, redondeamos si te parece.

OAB: Yo lo que creo es que no es fácil para los Partidos Tradicionales encarar este futuro porque esto es más fácil cuando los partidos están equilibrados. Estuvieron mucho más cerca entre sí en el 2009, 2010, que ahora donde el Partido Nacional es el 31% -estoy hablando de octubre-, el Partido Colorado el 13%. El Partido Nacional tiene 12 intendencias, el Partido Colorado 1.

FV: Claro, de equilibrio no hay casi nada.

OAB: Ese es un cierto obstáculo. Otro detalle, no me gusta, creo que no es acertado el comparar candidaturas individuales: “Fulano le ganó a mengano” de un partido a otro. Porque eso es como comparar que Lucía Topolansky tuvo más votos que Antía. Se vota por departamentos, pero además dentro de departamentos se vota por partido, la competencia es dentro de cada partido, lo otro sirve para el marketing pero no tiene lógica desde el punto de vista del Sistema Electoral ni del estudio del comportamiento electoral.

Bueno, creo que lo que queda por delante, planteado todo esto, es que el Frente Amplio tiene sus desafíos, tiene golpes y victorias. No es fácil decir como salió cada uno. El mujiquisimo bien en el interior, no en Montevideo. Vázquez gana la apuesta respecto al desafío de Montevideo, no así en el interior, las Intendencias son más bien ganadas o sostenidas por el MPP. Lo de Salto es una cosa separada, Lima es un independiente, que apoyó a Sendic esta elección, pero dio otros apoyos en elecciones anteriores, incluso Sendic votó por su lado apoyando a Lima pero con la 711 en Salto, esa intendencia llamémosla independiente. Y la Vertiente bueno, tienen apoyos distintos, por lo tanto habrá articulaciones diferentes.

Queda planteada si la necesidad de la reforma electoral, la reforma del Sistema Electoral. Este ciclo electoral agota a la gente. Replantea algunos temas como las alcaldías en Montevideo que así como están no son representativas, porque “Fulano ganó en tal lado o tal otro”, y tenemos Municipios con 60% de voto en blanco para Consejos Municipales, para las alcaldías. Eso implica una revisión, en el interior exactamente lo contrario, se aumentaron las alcaldías en el interior de 81 a 104, de la elección pasada a ésta, y probablemente se aumenten hacia el futuro porque se está viendo que es un gran éxito esta descentralización territorial y esta cercanía que da al vecino.

Reconozco que lo de Montevideo no es autónomo, es un fenómeno que se da en todas las grandes ciudades, y por lo tanto lograr cercanías en grandes ciudades imposible.

Yo creo que por acá queda más o menos redondeado todo el tema de la elección, donde, como pasa en toda elección, produce impactos en favor de uno, en contra del otro.

CD: No hubo un claro ganador pero tampoco un claro perdedor.

OAB: No, no. Primero porque hay ganadores y perdedores por departamento, por territorio, y dentro de cada partido si hay gente que sale mucho mejor parada y gente que sale mucho más afectada.

FV: Oscar, muchas gracias. Me quedó dando vueltas eso que dijiste al principio de que Daniel Martínez dijo: “A este no lo voy a llamar, y a este tampoco”. Eso me quedó dando vueltas ahí como un consejo.

OAB: A mi me pareció que es extraño eso que dijo.

FV: Sobre todo el caudal electoral que tuvo el hombre detrás.

OAB: Bueno, el tema es el siguiente. Yo creo que a veces no se entiende. Porque se dice: “No, pero no tiene un partido atrás”. Bueno, pero ¿qué es un partido? Los partidos se debilitan cuando las candidaturas surgen de elecciones primarias. Este fenómeno que se está dando en muchos países. Se da en Argentina pero se da en Europa, se está dando en España, se está dando en Italia, y no es un partido estructurado que debate, ya debilita a los partidos. Ya los candidatos no están respondiendo al partido dentro del total sino haciendo campañas electorales al interior del partido. Segundo, no entremos a jugar qué es un partido político en Uruguay, porque si hay algo que es para perder exámenes, que además nos peleamos con el mundo entero, porque en el mundo hay otras definiciones de partidos, y nosotros entendemos partido como lema, partido como sublema, partido como lista, partido como parte de lista, entonces con ese criterio el Partido Socialista es un partido o es una lista dentro de un sublema, dentro de un partido.

Entonces Novick es una corriente política dentro de un lema que es el Partido de la Concertación. En Uruguay lo que tiende a llamarse partido técnicamente, como definición de mi materia, agente político y agente electoral de primer nivel, se llama lema. Y se le inscribe con el nombre partido, por eso se llama “Partido Frente Amplio”, “Partido de la Concertación”. O los dos son partidos, o ninguno de los dos son partidos. Entonces me parece que esta distinción no es inteligente, no es de buen gusto, y además, como sea no se puede no reconocer a lo que va a ser la principal bancada de oposición en la Junta Departamental.

FV: Sí, le hace mal a la democracia.

OAB: Más de la mitad de las bancas de la oposición en la Junta Departamental van a responder a Novick. No es un dato menor. Y no se puede llamar a partidos que fueron excluidos de la elección en la junta departamental y no a quien esté con esa representación, y además tampoco sentí que fuera a llamar a Unidad Popular que fue el partido más votado de los que quedó excluido en la Junta Departamental.

FV: Oscar, muchas gracias.

OAB: No, gracias a ustedes.