27 Nov. 2014

En un histórico 30 de noviembre culmina el cuarto ciclo electoral nacional del nuevo sistema

Oscar A. Bottinelli – diálogo con Fernando Vilar

Radiocero y Radio Monte Carlo

El domingo es una fecha histórica, doblemente histórica. El 30 de noviembre de 1958 por primera vez en la historia moderna del país perdió el gobierno el Partido Colorado. Después de 93 años, el Partido Nacional retornó al gobierno. Lo había perdido en 1865, vencido por las armas de la llamada “Cruzada” colorada de Venancio Flores, que fue el anticipo de la guerra contra el Paraguay. Lo recupera casi un siglo después [...] El otro hecho histórico se da en 1980, cuando -también un caso excepcional en el mundo- en medio de una dictadura la ciudadanía rechaza en plebiscito la reforma electoral propuesta por el gobierno militar.


OAB: El domingo es una fecha histórica, doblemente histórica. El 30 de noviembre de 1958 por primera vez en la historia moderna del país perdió el gobierno el Partido Colorado. Después de 93 años, el Partido Nacional retornó al gobierno. Lo había perdido en 1865, vencido por las armas de la llamada “Cruzada” colorada de Venancio Flores, que fue el anticipo de la guerra contra el Paraguay. Lo recupera casi un siglo después. Es cierto que los partidos del siglo XIX eran de otro tipo que los del siglo XX, que el país era gobernado por una elite y que las armas dirimían las diferencias políticas. En cambio, el siglo XX es el de la implantación, extensión y consolidación de la democracia. No es comparable un siglo con el otro. Pero, igual, es un caso único en el mundo que un partido no se destruye a lo largo de casi un siglo en la oposición, o al menos sin tener las riendas del gobierno. Y no solo no se destruye sino que vuelve al gobierno. Y lo más curioso es que años después, cuando el viejo bipartidismo se rompe, cuando reaparece un nuevo bipartidismo, ese Partido Nacional sigue siendo el segundo partido del país, no pierde ese lugar. Por el primer lugar se termina dando un enroque entre el Partido Colorado y el Frente Amplio.

El otro hecho histórico se da en 1980, cuando -también un caso excepcional en el mundo- en medio de una dictadura la ciudadanía rechaza en plebiscito la reforma electoral propuesta por el gobierno militar. También excepcional fue que bajo una dictadura el acto electoral se realizó sin fraude, de manera trasparente.

FV: ¿Y como tu señalaste el viernes pasado, ahora podría producirse un tercer hecho histórico?

OAB: Sí, si de dan los resultados que parecería que se dan, Tabaré Vázquez va a ser la segunda persona en el país en ser elegida presidente dos veces en forma directa por la ciudadanía. El único hasta ahora lo era Julio Ma. Sanguinetti.

Bien. Conviene diferenciar nuestros roles. Como encuestador uno se limita a la presentación de los números. Como analista político puede ir más allá.

FV: ¿Qué dan los números?

OAB: Recordemos lo presentado en Telenoche, en Monte Carlo TV, el martes y de nuevo el miércoles. La Encuesta Nacional Factum, que recoge los datos de la encuesta realizada entre el jueves 20 y el domingo 23, por la técnica multimétodo, es decir, puerta a puerta por un lado, telefónica en donde no se puede hacer puerta a puerta. Se entrevistaron 1004 personas. Cabe recordar que los datos son una foto de ese momento, que a su vez recoge una película de tres encuestas realizadas en el mes de noviembre. Y punto. No es un pronóstico, no es una apuesta, no es una adivinanza.

Sobre los datos de la encuesta se hace una estimación del comportamiento de los indecisos, es decir, de los indefinidos y de los dudosos. No una estimación de cómo van a votar el domingo, sino cómo se comportarían en el mismo momento de la encuesta. Todas esas advertencias, y varias más, están en en un artículo titulado: “Advertencia: De cómo leer las encuestas”

Bien, los datos de la encuesta final, con esa proyección o estimación de indecisos, es:

FV:


OAB: Los números en sí mismo son bastante fuertes. Pero más fuerte aún es qué piensan los uruguayos de quién gana el domingo, qué piensan sobre quién será el nuevo presidente de la República: cree que va a ganar Tabaré Vázquez el 89% de los uruguayos, cree que va a ganar Lacalle Pou el 7% y no opina el 4%. Para la gente, no hay dudas sobre el resultado.


FV: ¿Qué comentarios se te ocurren?

OAB: En primer lugar comentarios respecto al sistema. De cuatro elecciones nacionales con el nuevo sistema que introdujo la exigencia de mayoría absoluta para la obtención de la Presidencia de la República, en tres fue necesario recurrir a la segunda vuelta. Solamente en 2004 el partido más votado superó la barrera.

En segundo lugar sobre lo mismo, que en las dos últimas elecciones, 2009 y ahora 2014, hay balotaje porque la barrera que se puso es la más alta del mundo. En todo el mundo la barrera es la mayoría absoluta de los votos válidos. Aquí la barrera es mucho mayor, ya que se cuentan los votos en blanco y los votos anulados. Eso no ocurre en ninguna parte del mundo. Solamente una vez en Brasil computaron los votos en blanco, y luego eso lo eliminaron.

Con el régimen de mayoría absoluta invariable en todo el mundo, donde basta la mayoría absoluta de votos válidos o el obtener la mayoría absoluta en el Parlamento, solamente habría habido balotaje en 1999. No habría habido este año ni hace cinco años.

FV: ¿Y qué consecuencias trae esto?

OAB: Que obliga al partido desafiante a hacer una campaña electoral bajo lluvia, con tormenta eléctrica, a pie y cuesta arriba. Ni siquiera en Uruguay es posible desistir. La segunda vuelta es obligatoria, para los votantes y para los candidatos. Se crea un fenomenal desgaste para el partido desafiante, para el segundo partido. Se lo obliga a luchar en condiciones inaceptables.

Un candidato desafiante puede pelear la presidencia contra el candidato más votado, conra una mayoría parlamentaria, si se trata de países puramente presidenciales, donde no se requiere mayoría parlamentaria para sostener el gobierno. Países en la que mayoría se requiere para aprobar leyes, pero no para sostener al gobierno. Hoy en Estados Unidos el presidente Obama no cuenta con mayoría en ninguna cámara, y eso es normal. En cambio, no lo es en países parlamentarios o con tinte parlamentarista, como Uruguay. Esa es la gran diferencia.

FV: ¿Y qué importa del domingo?

OAB: Importan y mucho los números. Importa y mucho qué porcentaje obtiene Tabaré Vázquez y cuál es la diferencia con Lacalle Pou. Mujica venció a Lacalle Herrera por 52 y medio contra 43 y medio, 9 puntos de diferencia.

Si Vázquez gana por 53% o más, logra más respaldo que Mujica. Si la diferencia es de 10 puntos o más, logra una mayor distancia que Mujica.

¿Importa esto para algún trofeo deportivo? No, importa para la ecuación política. Vázquez se enfrenta a una presidencia complicada, porque ya no es el líder absoluto del Frente Amplio, a lo sumo comparte el liderazgo con José Mujica. Y Mujica lidera la gran mayoría de los legisladores frenteamplistas. El peso directo de Vázquez sobre los legisladores es muy reducido, aún contando con todo el apoyo del astorismo. Entonces, una gran votación el domingo, un gran porcentaje de votos a su favor, una gran diferencia con el segundo, son elementos de fortalecimiento de su figura y de su peso político. Y eso es algo muy importante para el próximo gobierno, para su Presidencia. Ahora, a esperar al domingo

FV: Y el domingo a las 20:30 estaremos en Monte Carlo TV, en Radiocero y en Radio Monte Carlo a la espera de los números de la proyección de escrutinio de Factum. Y luego con el análisis político y electoral del politólogo Oscar Bottinelli y del sociólogo Eduardo Bottinelli.

OAB: Así que, hasta el domingo.