05 Set. 2014

La economía como punto central del debate electoral

Oscar A Bottinelli- diálogo con Camilo Delelli

Radiocero y Radio Monte Carlo

La economía ha pasado a desplazar a la seguridad como el tema principal del debate electoral, ¿por qué la desplaza? No es porque deje de ser la principal preocupación de los uruguayos, sigue siendo y por lejos. El principal tema que creen que debe solucionar el gobierno o el próximo gobierno, es la seguridad. Sin embargo, lo que da sensación es que el tema ya se agotó como posibilidad de captación de voto 


OAB: Buenos días, ¿qué tal?

La economía ha pasado a desplazar a la seguridad como el tema principal del debate electoral, ¿por qué la desplaza? No es porque deje de ser la principal preocupación de los uruguayos, sigue siendo y por lejos. El principal tema que creen que debe solucionar el gobierno o el próximo gobierno, es la seguridad. Sin embargo, lo que da sensación es que el tema ya se agotó como posibilidad de captación de votos. Todos han dado su postura, de alguna manera la gente considera que: “o este, o este, o este otro, tiene sus responsabilidades o no va a aportar demasiado”, o no se cree que haya soluciones claras, pero lo cierto es que ya nadie va a ganar votos en sí porque machaque con el tema seguridad. Esto parece una primera comprobación.

El tema educativo que es un tema fuerte, el tema situación de la enseñanza, reforma de la enseñanza, es un tema muy fuerte pero no ha tomado cuerpo en el debate educativo. Incluso se observa curiosamente al Frente Amplio muy quieto en este tema. Más bien ha habido algunos avances del Partido Nacional en atacar o cuestionar el Plan Ceibal, no ha sido tampoco una línea del todo clara la que ha empujado en este tema el Partido Nacional. Y en cambio si lo que aparece con fuerza es el tema de la economía.

¿Qué quiere decir economía en la campaña electoral o qué quiere decir economía para la gente

Bueno, son muchas cosas distintas. Por un lado, como cosa positiva, el querer mantener y acrecentar el nivel de ingresos, de salarios, o de jubilaciones, que da el poder adquisitivo. El poder mantener los empleos o mejorar los empleos.

Como cosa negativa la preocupación por la inflación, o los riesgos de que pueda bajar el empleo, está apareciendo esto en el este del país, en la zona turística, o el temor que tiene algún sector de la población a que el crecimiento baje y esto ponga en contradicción o afecte la continuidad de la situación que se tiene en este momento.

Y por supuesto, hay todo un sector de la población del nivel medio-alto, que está muy molesto con el tema impuestos, y particularmente los impuestos relacionados con la renta, ya sea la renta de persona física, o ya sea la renta de las actividades económicas. La que pagan los comercios, los talleres y todas esas cosas.

CD: Y precisamente, Oscar, en estos días o semanas se terminaron de presentar los equipos económicos de los tres principales partidos.

OAB: Si, efectivamente. El Frente Amplio de alguna manera el equipo ya lo venía anunciando, no era mucha sorpresa, salvo que en algún momento Danilo Astori había insinuado que no iba a depender de la votación interna si no había una mayoría interna que lo respaldara, su sector no iba a continuar al frente de la economía, y esto se termina cuando el Frente Amplio entra en dificultades en la campaña electoral, cuando ya se vio el que gobierno no era tan seguro y en particular muy riesgosa la mayoría parlamentaria, y ya Danilo Astori asumió digamos, el traje de futuro Ministro de Economía y Álvaro García como una especie de co-conductor del equipo económico, y de alguna manera, no oficialmente en campaña electoral, pero ya hay algunas intervenciones del actual Ministro de Economía, Mario Bergara, un hombre vinculado a Astori y al Frente Liber Seregni, participando.

Luego el Partido Colorado es el último en hacer un anuncio con algunas figuras nuevas, pero fundamentalmente con el equipo económico de los últimos dos gobiernos colorados, comandado por Isaac Alfie, el último Ministro colorado, que estuvo en la etapa de salida de la crisis, y Luis Mosca que estuvo durante todo el período de Sanguinetti, hay que agregar a Carlos Steneri, un hombre de mucha fuerza, y sobre todo que tuvo mucho que ver con las relaciones económicas con Estados Unidos. Julio de Brun, que presidió el Banco Central al final. Ariel Davrieux que dirigió la Oficina de Planeamiento y Presupuesto durante los dos gobiernos de Sanguinetti y el de Batlle. Se decía que la OPP había sido re diseñada a imagen y semejanza de Davrieux. Más figuras como Ricardo Zerbino, unas figuras de la generación de Astori, Ministro del primer gobierno de Sanguinetti, y Alejandro Atchugarry que fue el que estuvo después de que empieza la crisis.

Y el Partido Nacional es el último con el anuncio de una mujer joven, técnica, no conocida en la política, funcionaria del Ministerio de Economía en el gobierno de Batlle, en el de Vázquez y en el de Mujica, Azucena Arbeleche, que trabajó el deuda externa, en la política de negociación de la deuda. A la cual se agrega un elenco bastante grande, pero fundamentalmente está la figura de Juan Dubra, que se le ve como Presidente de uno de los bancos y de Ramón Pampín. Lo significativo que aparece del equipo económico del Partido Nacional de Luis Lacalle Pou, es la no existencia ninguna figura vinculada al único gobierno cuya titularidad tuvo el Partido Nacional, que fue el de Luis Alberto Lacalle Herrera. Es decir que aquí hay sin duda una señal muy clara de querer ir por un camino, o con gente distinta o por caminos distintos.

CD: ¿Y en materia de propuestas?

OAB: No han aparecido por ahora propuestas como se dieron en otros momentos, absolutamente radicales. Como fue el caso de cuando Batlle o Lacalle planteaban una posición de un liberalismo económico fuerte, casi extremo. Lo que usó Lacalle Herrera en la elección pasada, la imagen de la motosierra en relación a los gastos del Estado. Tampoco una defensa absoluta de que no se va a tocar ni modificar nada, yo diría que más bien lo que aparecen es tonos de coincidencia y de disidencia en relación a la política económica seguida por estos últimos dos gobiernos. Donde obviamente Astori, todo el Frente Amplio, y Álvaro Gracía, aparecen como los defensores de todo lo que se ha hecho, que ha sido, según ellos, excelente. Y cosas que mejorarían para el futuro.

En el otro extremo el Partido Colorado, su tono es de confrontación. Esto parece bastante claro, yo no soy economista para analizarlo de fondo, pero es el tono que pretende el Partido Colorado.

Y el Partido Nacional ha buscado un tono light de señalar muchas cosas positivas de la conducción económica de los dos gobiernos frenteamplistas, y más bien marcar algunas cosas distintas que haría a lo que ha realizado, y en tono muy suave marcar errores. Parecería que en un eje de conformidad y disonancia aparece el Frente Amplio en un extremo, el Partido Colorado en el otro, y el Partido Nacional en el medio.

Si bien cuando se hizo la reforma tributaria hubo rechazos muy fuertes a imponer el IRPF, en realidad hoy no hay propuestas de eliminarlo sino propuestas más bien para mitigarlo, para reducirlo, aumentar el mínimo no imponible, poner deducibles, no imposición a parte de las retribuciones, en las cuales salió con mucha fuerza el Partido Colorado, ha salido algo el Partido Nacional y el Frente ahora, ya preocupado por la pérdida de votos en el nivel medio-alto sale a decir que va a anunciar cambios.

Y el tema del Consejo de Salarios, la continuidad no está en duda, como si la quiso poner en duda, por ejemplo Batlle en su momento bueno, además no funcionó prácticamente, primero Lacalle, segundo Sanguinetti y Batlle. Sino más bien cual es el contenido de los Consejos de Salarios, en que aparece la idea de que los Consejos de Salarios -aparece tanto desde el Partido Nacional como desde el Partido Colorado, con más fuerza desde el Partido Colorado- la idea de que tiene que estar ligado a condicionamientos de productividad, de rendimiento y de otro tipo de cosas.

CD: ¿Es un tema de fácil entendimiento por la población

OAB: Bueno, finalmente lo que podemos decir es esto: que lo difícil de entender cuando no hay propuestas realmente opuestas, como hubo por ejemplo en 1999, es más difícil porque realmente lo que la gente necesita son dos o tres líneas claras fácilmente diferenciables.

Por ahora lo que he dicho, la diferenciación se ha buscado más en el tono, falta la necesidad de que cada uno simplifique los mensajes para que la gente diferencie con prioridad, y acá aparece la importancia en este tema del debate entre los equipos económicos, siempre y cuando, obviamente, sea un debate en que cada uno se posicione en forma política entendible para la gente.

CD: Oscar, ¿conclusiones?

OAB: Bueno, estamos en una elección que es la contracara de 1989, en el sentido de que había una gran coincidencia de un cambio radical hacia políticas más fuertes de liberalismo económico. Ahora no hay un gran cuestionamiento de la línea económica, entre otras cosas porque, por ejemplo, el Partido Colorado dice: “No la podemos cuestionar porque la misma hicimos nosotros”. Y entonces la diferencia está en la ejecución, en los matices, en el nivel de endeudamiento del país, por ejemplo, pero no hay diferencias claras de modelos.