09 May. 2014

Las elecciones de junio: algo más que una carrera ciclística y de ambiciones personales

Oscar A. Bottinelli – Diálogo con Fernando Vilar

Radiocero y Radio Monte Carlo

[...] cuando se elige un presidente, cuando se elige un partido... hay miles de candidatos que van corriendo hacia octubre para terminar de senadores o de diputados, se elige por algo, no es solamente porque uno es más lindo o más joven, con más experiencia o con menos experiencia, sino porque piensa que hay un tema más importante que otro, eso tiene que ver con la gente, qué prioriza [...] 


OAB: Nosotros presentamos en los últimos programas cómo estaba el estado de situación, y ahora queremos ver desde otro ángulo, sin profundizar en el sentido de seguir hablando de los números, sino que los números son producto de alineamientos de la gente en función de algo que está más adentro, más abajo, digamos, más profundo.

En general hay una tendencia de los medios de comunicación a ningunear como va siguiendo la campaña electoral, la importancia que se le asigna a las propias encuestas no solo por los medios y por la gente, sino por los propios actores políticos. De los nerviosismos, cada vez que alguien, nosotros o nuestros colegas, lanzamos una actualización de un estado de situación a través de las encuestas, surgen cadenas de twitter de los que creen que les va bien, de los que creen que les va mal y los que les va más o menos, y bueno esa es una faceta.

A uno le pasa cuando anda por la calle y la gente para a preguntar, rara vez siento que me pregunten “Digamé una cosa, ¿Cuál es el tema más importante que plantea fulano o mengano? ¿En qué se diferencian en el tema educación o seguridad? La pregunta siempre es “¿Quién gana?” Hay como una visión entre deportiva - lúdica, yo digo ciclística (risas). La gente ve la sucesión de encuestas como si fueran las etapas de la vuelta ciclista para ver el resultado. O a veces, importa mucho: “Viste lo que fulano dijo a mengano y cómo le constó”.

En realidad cuando se elige un presidente, cuando se elige un partido... hay miles de candidatos que van corriendo hacia octubre para terminar de senadores o de diputados, se elige por algo, no es solamente porque uno es más lindo o más joven, con más experiencia o con menos experiencia, sino porque piensa que hay un tema más importante que otro, eso tiene que ver con la gente, qué prioriza: “Si esto hay que encararlo de determinada manera o de esta otra”. Y eso no es nada menor.

En realidad la gente cuando opta por los candidatos, no digo que va leer página por página todos los programas de los partidos o de los candidatos, que en general no se hace. Pero si que de los discursos, de las señales, de una sola frase, van captando qué modelo de país, qué cosa cada candidato ve, imagina, y la gente dice “Yo sintonizo con esto, esto es lo que yo quiero, donde yo me reflejo, y esto otro es lo que yo no quiero”.

De cada una de las internas vamos a ver los rasgos distintivos.

FV: ¿Y cuáles te parecen los rasgos más diferenciadores en la competencia presidencial en el Frente Amplio?

OAB: Bueno, en el Frente Amplio hay un problema de cierto desnivel en el abanico de propuestas ¿A qué nos referimos? Tabaré Vázquez representa un aspecto, luego lo desagregamos al hablar de sectores, que va de Asamblea Uruguay, Frente Liber Seregni, Nuevo Espacio, pasando por los Socialistas, al MPP y a la 1001. Por lo tanto es un aspecto muy amplio que no tiene una clara homogeneidad en lo cual Tabaré es un poco el representante de ese abanico, del otro lado Constanza Moreira refleja un espacio mucho más nítido.

Lo que se ha observado, del lado de Constanza Moreira por un lado hay un tipo de ataque que tiene que ver en ese sentido, no importa si es ataque o no pero como presentación alguna similitud con la del Partido Nacional en el sentido que el candidato desafiante plantea hacer lo nuevo frente a considerar que lo otro es lo que ya venía de antes. Constanza Moreira refiere a Vázquez diciendo “No tiene nada que ofrecer”, dice siempre lo mismo.

Del punto de vista conceptual hay diferencias importantes, del lado de Constanza se presenta a Vázquez remarcando los aspectos más duros que más problema le han generado en su electorado, que es esa postura que se puede definir conservadora en lo ético – cultural, que el símbolo más clásico fue la oposición a la despenalización del aborto, además quedó unido a todos los candidatos presidenciales o la figura de nivel presidencial, hablando ex presidentes, a una minoría muy grande del país que no llegó al 9%, mientras que en la gran mayoría del país quedó Mujica, y algo que a la izquierda no le gusta mucho, Julio María Sanguinetti.

También hay otros ángulos que tienen que ver con esto, es decir, que Constanza Moreira pone algunas figuras que de alguna manera le dan mucho tinte a su candidatura y la definen mucho en los segmentos a los que ella está apostando y que refleja o que representa. Uno el de Macarena Gelman.

Macarena Gelman, nacida en cautiverio en el Hospital Militar, nieta del poeta Juan Gelman, los padres de ella desparecidos. Fue a su vez la que hace el juicio al Estado Uruguayo ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos, juicio que gana, y marca todo un perfil de esa postura.

Últimamente como un apoyo simbólico integra una lista el escritor Eduardo Galeano muy conocido por sus posiciones duramente latinoamericanistas, indigenistas, antinorteamericanas, antieuropeas, eso le da un tinte muy fuerte a la candidatura de Constanza Moreira.

FV: ¿Y en la competencia entre sectores?

OAB: Bueno en la competencia entre sectores tenemos claramente el abanico, el Frente Liber Seregni claramente manejado como moderado en el plano económico, es el que ha tenido la responsabilidad de la conducción económica estos dos gobiernos. El MPP en una línea... sintonizando con otro tipo de postura, una postura de vida más transgresora, permanentemente reclamando un mayor giro a la izquierda, mayor profundización de los cambios. Bueno, la 1001 sin duda muy asociada a lo que es la acción sindical, y los Socialistas jugando un poco en el medio, esto daría para un análisis muy interiormente de dos grandes líneas, una muy tabarecista y otra que en realidad tiene más aproximación a Mujica, es decir que lo que refleja Vázquez es todo el espectro que siempre representó el Frente.

FV: ¿Y cuáles son los elementos centrales en la competencia en el Partido Colorado?

OAB: El Partido Colorado está más asordinado entre otras cosas porque aparece más lo que es la confrontación de Bordaberry con Vázquez que el juego interno. Bordaberry sigue en su postura de reflejar algo más aideológico, apostando a una renovación generacional, más allá de que esta elección tiene un candidato mucho más nuevo y mucho más joven que es Lacalle Pou. Ya no es la renovación plena como la elección pasada, bueno, le agrega como contra partida que es una renovación pero con un poco más de experiencia, pero por otro lado en algunos temas está expresando un sector más de tipo derecha como puede ser el tema seguridad pública, el endurecimiento de las penas, la baja de edad de imputabilidad.

Y Amorín, y los que lo siguen, los Batllistas de Ley, pretenden plantear en términos de decir, bueno Bordaberry, no lo dicen así, pero en el fondo están diciendo “Bordaberry no representa la historia del Partido Colorado en cuanto al Batllismo, sino que el Batllismo tiene que renacer y ese Batllismo somos nosotros”. Y ahí digamos, tenemos el eje de la confrontación.

FV: y ahora el plato fuerte ¿cuáles son los ejes de la confrontación presidencial en el Partido Nacional?

OAB: Y ahora el plato fuerte porque es la competencia donde hay más proximidad en las intenciones de voto de los candidatos a diferencia de los otros dos grandes partidos. Por eso es la que lleva a que se preste más atención de parte de todo el mundo, tanto de periodistas, como de analistas, como de los votantes.

Bueno, aquí es mucho más sutil y habría que entrar en muchos temas, pero lo que está apareciendo ahora parte del planteo “Larrañaga es igual a experiencia, Lacalle Pou es igual a renovación” que visto al revés es “Bueno, este es el que ya está repetido” y del otro lado decir “Este está un poco inmaduro”. Son las dos lecturas, experiencia como sinónimo de repetición, renovación y juventud como sinónimo de experiencia. Son los dos juegos que se hacen.

Pero hay un tema desde el punto de vista conceptual, donde por ejemplo en este momento está apareciendo el tema educación, en principio, dos visiones distintas. Uno de los dos primeros temas que es bastante clara la diferencia de postura entre las dos candidaturas del Partido Nacional, aparece con Lacalle Pou la figura de Pablo da Silveira como Ministro de Educación si el llegara a la presidencia, un hombre más partidario, se puede decir, de una disminución del rol central del Estado en prestar la enseñanza directa, y Larrañaga de afirmar el modelo tradicional de educación pública en Uruguay, mezclado con las innovaciones del modelo finlandés.

El tema Larañaga – Lacalle Pou y sus diferencias da para un análisis en si mismo por ser hoy el plato fuerte. Y el punto estratégico, Larrañaga lo que ha buscado todo el tiempo es no presentarse como el que confronta con Lacalle Pou, sino que da por resuleta la interna, y presentarse como el que confronta con Vázquez. Lo cual tiene como respuesta que Vázquez confronta con él.