03 Set. 2012

La izquierda no ha logrado resolver la relación entre gobierno de izquierda y sindicatos

Oscar A. Bottinelli

Monte Carlo TV

Del lado de la izquierda, el problema es que no ha logrado todavía resolver cuál es la relación entre un gobierno de izquierda y los sindicatos [...] La conflictividad hasta ahora [...] no apareció como un tema que hubiera un juicio negativo de la población. Lo que podemos decir, sí, ahora, concentrando los efectos de la conflictividad en temas que afectan directamente a la población, esto sí puede tener un impacto mayor sobre el juicio en relación al gobierno.


E: Bottinelli ¿Cómo se avizoran los distintos enfrentamientos que se están dando en estos últimos meses, en aumento quizás, entre los distintos sindicatos y gremios, y el gobierno?

OAB: El tema es el siguiente: Primero, el centro de los conflictos de manera sostenida y permanente se da en un conjunto de sindicatos que tiene una línea dura o una línea combativa o radical. En general estos sindicatos tienen una visión de que el gobierno es un gobierno moderadamente de izquierda, de centro-izquierda, y que debe ser empujado a soluciones mucho más fuertes para que sea efectivamente un gobierno de izquierda. Sin perjuicio de que naturalmente hay en todos los casos demandas específicamente concretas.

Del lado de la izquierda, el problema es que no ha logrado todavía resolver cuál es la relación entre un gobierno de izquierda y los sindicatos, y un tema de fondo que viene de mucho tiempo atrás en que dentro de la dirigencia política de izquierda hay mucha dificultad de aceptar el enfrentar a la dirigencia sindical. Con una idea de que siempre todo lo que venga del campo social tiende a ser o más legítimo o más puro que lo que viene del campo político, y eso tiende a darle más legitimidad a las dirigencias sociales, y sindicales en particular, que a las dirigencias políticas, para el ángulo de pensamiento dominante en la izquierda.

E: ¿Cómo afecta esto en lo que es los informes y los estudios de la baja de la conflictividad laboral y lo que es la desocupación?

OAB: Bueno, respecto a la suba o baja de la conflictividad laboral, se mide un conjunto de variables que no necesariamente tiene que ver con el impacto puntual de algunos conflictos. Es decir, puede haber poca conflictividad laboral, pero si eso implica el desabastecimiento de combustible, de gas o la paralización del aeropuerto, el impacto sobre la población es mucho mayor que una alta conflictividad que no afecte sectores sensibles.

Lo otro es que el tema de la desocupación apunta a favor de la conflictividad laboral, es decir, en la medida que hay menos riesgo de que la gente pierda el empleo o el perderlo implica facilidad de sustitución, la conflictividad es mucho más fácil que cuando el riesgo de pérdida de empleo es más alto. En períodos de alta desocupación, la conflictividad se trasladaba esencialmente a los trabajadores estatales o bancarios que prácticamente -de hecho- tienen una especie de régimen de inamovilidad; en cambio en la actividad puramente privada la conflictividad era casi inexistente. Hoy en la medida que, si bien hay movilidad,  hay mucha facilidad para sustitución del empleo, eso puede ayudar a la conflictividad.

E: Afecta esto al gobierno del Frente Amplio en el que aumentan los conflictos con los gremios estando a mitad de gobierno.

OAB: Siempre afecta. Digamos: todo lo que golpea a un gobierno, ya sean temas de gestión, sean temas de seguridad, drogas, educación, conflictividad laboral, en mayor o menor grado afecta o al presidente o al conjunto del gobierno o a los ministros en particular. La conflictividad hasta ahora -si bien había sido bastante fuerte a lo largo de todo el gobierno frenteamplista- no apareció como un tema que hubiera un juicio negativo de la población. Lo que podemos decir, sí, ahora, concentrando los efectos de la conflictividad en temas que afectan directamente a la población, esto sí puede tener un impacto mayor sobre el juicio en relación al gobierno.

No olvidemos -que pasamos la semana pasada acá en el canal, en Monte Carlo Televisión- que la confianza en el presidente de la República está en el nivel más bajo desde que asumió y que además la mayoría absoluta de la población expresa que no tiene confianza en el presidente. Estas cosas contribuyen a esos juicios.