01 Mar. 2012

José Mujica llega a la mitad del periodo efectivo de gobierno

Oscar A. Bottinelli

Monte Carlo TV

Hoy se cumplen dos años del gobierno de Mujica. [...] Como todo gobierno tiene sus resultados positivos y sus resultados negativos.[...] Llegó a la mitad de su periodo efectivo de gobierno. Se termina el tiempo de los proyectos, de los anuncios y lo que queda es tiempo de realizaciones. Lo que no se ha puesto ya en marcha o no se ponga en marcha en los próximos seis meses, es muy difícil que se concrete durante esta administración.


Hoy se cumplen dos años del gobierno de Mujica. Si se piensa que el 2014 es año electoral y de hecho el tiempo efectivo de gobierno se terminó, hoy estamos a mitad del periodo efectivo de gobierno. Con mucha rapidez se fue la mitad del gobierno de Mujica y viene la otra mitad. Como todo gobierno tiene sus resultados positivos y sus resultados negativos. Veamos primero lo positivo.

Hay cuatro cosas que se destacan: muy buen desempeño de la economía. Sobre esto unos dicen que es gracias al gobierno y otros dicen que es por efecto de la bonanza que viene del exterior. Lo cierto es que la economía anda bien. En segundo lugar hay un crecimiento real de los salarios y de las jubilaciones, del ingreso de los hogares. Hay una baja muy grande del desempleo y en términos históricos el porcentaje más alto de empleo en proporción a las personas en edad de trabajar. Y por último hay un gran aumento de la asistencia social: se asiste a más cantidad de gente con mayor dinero. Esto último también es polémico: para el oficialismo duro es una gran virtud, para la oposición y para algunos frenteamplistas la asistencia sin contrapartidas, el asistencialismo puro, es un error. Pasemos ahora a ver lo negativo.

Los temas son muy obvios, reiterados en las encuestas y sentidos por la gente. La falta de seguridad pública, es decir, la desprotección ante la delincuencia común es lo más negativo. En segundo lugar, en parte vinculado al anterior, el tema de las drogas, el crecimiento del consumo de drogas, especialmente de pasta base. Luego viene el tema de la educación, que analizamos la semana pasada. Uruguay viene cayendo permanentemente en nivel educativo y lo que se ha logrado como primer paso es un acuerdo de todos los partidos políticos para comenzar a encarar el problema. Y por último el tema vivienda, donde desde hace más de diez años que la construcción de viviendas por el Estado es casi nula y sigue sin avanzarse.

Ahora bien ¿cómo ve la gente al gobierno? Conviene ver qué da la Encuesta Nacional Factum del año 2011 sobre la orientación y la gestión del gobierno.


Como se ve en el gráfico, la orientación del gobierno se ve bien por el 79% de los uruguayos y mal por el 18%. El 3% restante no opina. La orientación del gobierno quiere decir los propósitos, las intenciones, los objetivos. Eso lo ve bien 8 de cada 10 uruguayos. La gestión del gobierno, en cambio, la ve bien el 25% y mal el 72%. 7 de cada 10 uruguayos consideran que la gestión, el aterrizaje, la ejecución del gobierno es mala.

Los datos son muy claros. La abrumadora mayoría ve bien la orientación del gobierno y ve mal la gestión del gobierno. El resumen es un gobierno que tiene buenos propósitos y serios problemas de concreción.

Y en cuanto al relacionamiento con las dirigencias que inciden en el poder, vemos situaciones diferentes: éxito en la búsqueda de acuerdos con la oposición, complicada relación con los sindicatos y serias dificultades en el Frente Amplio, de funcionamiento y de relacionamiento con el gobierno.

Por aquí algunas pinceladas de fortalezas y debilidades del gobierno Mujica. Llegó a la mitad de su periodo efectivo de gobierno. Se termina el tiempo de los proyectos, de los anuncios y lo que queda es tiempo de realizaciones. Lo que no se ha puesto ya en marcha o no se ponga en marcha en los próximos seis meses, es muy difícil que se concrete durante esta administración.