11 Abr. 2004

Mañana es la largada

Oscar A. Bottinelli

El Observador

Mañana 12 de abril es el verdadero e ininterrumpido comienzo de una larga campaña electoral que abarcará de 29 a 33 semanas hasta tener definido el nuevo gobierno nacional y un total de 56 semanas hasta que se elijan las administraciones departamentales. Existe una cierta percepción que el 27 de junio hay una única elección interna, en el Partido Nacional y a los únicos efectos de optar entre el ex-presidente Luis Alberto Lacalle y el senador Jorge Larrañaga.


Mañana 12 de abril es el verdadero e ininterrumpido comienzo de una larga campaña electoral que abarcará de 29 a 33 semanas hasta tener definido el nuevo gobierno nacional y un total de 56 semanas hasta que se elijan las administraciones departamentales. Existe una cierta percepción que el 27 de junio hay una única elección interna, en el Partido Nacional y a los únicos efectos de optar entre el ex-presidente Luis Alberto Lacalle y el senador Jorge Larrañaga.

En realidad la campaña electoral es mucho más compleja y abarca a la totalidad de los partidos políticos. Conviene pues ir de a poco. El ciclo electoral comprende cuatro actos electorales:

Uno. El 27 de junio próximo, que son las mal llamadas elecciones internas y que en realidad son elecciones generales para diversos fines

Dos. El 31 de octubre siguiente, que son las elecciones nacionales, donde se eligen los 30 senadores, 99 diputados, los 5 miembros de las 19 juntas electorales departamentales y se vota para presidente y vicepresidente de la República (que resultarán elegidos de obtener la adhesión de más del 50% del total de votantes y si no se pasa al paso tercero)

Tres. El 28 de noviembre sería eventualmente el balotaje, si ningún partido obtiene el 31 de octubre la mayoría absoluta de los votantes

Cuatro. El 8 de mayo de 2005 se realizan las elecciones municipales, a los efectos de elegir en cada uno de los 19 departamentos a un intendente municipal, 31 miembros de Junta Departamental (ediles) y en tres departamentos, además, una Junta Local Autónoma Electiva: en Maldonado (la de la ciudad de San Carlos), Cerro Largo (Río Branco) y Artigas (Bella Unión).

Bien ¿qué son las elecciones del 27 de junio?

Primero. Son elecciones generales, ya que está convocado todo el Cuerpo Electoral, es decir, todas las personas con inscripción en el Registro Cívico Nacional habilitadas para votar, y están convocadas para sufragar en forma conjunta sin diferenciación de partido. Pese al nombre, no son elecciones internas.

Segundo. Todo elector tiene derecho a participar en las mismas, pero no tiene obligación de hacerlo. El voto es voluntario, a diferencia de los actos obligatorios de las elecciones nacionales, el balotaje y las elecciones municipales.

Tercero. El voto es secreto inclusive en cuanto a hacia qué partido o dentro de qué partido se vota.

Cuarto. El elector vota en dos hojas de votación. En una de ellas, la denominada hoja nacional, que tiene validez departamental, es para votar por pre-candidato a la Presidencia de la República y por listas de candidatos a la Convención Nacional u órgano deliberante nacional con funciones electorales de cada partido

Quinto. La otra hoja de votación, denominada hoja departamental, es para votar las listas de candidatos a la Convención Departamental u órgano deliberante departamental con funciones electorales.

Entonces, en primer lugar se vota pre-candidato presidencial. En el Encuentro Progresista-Frente Amplio-Nueva Mayoría no hay sorpresas, ya que hay un único precandidato, Tabaré Vázquez. En el Partido Colorado si bien no hay competencia real, ya que es muy difícil esperar otro resultado que el triunfo de Guillermo Stirling (apoyado a la vez por Batlle y Sanguinetti), en realidad el ex-ministro del Interior compite contra Alberto Iglesias (Unión Colorada y Batllistas) y diversos candidatos alternativos como Manuel Flores Silva, Ricardo Lombardo, Ope Pasquet. Y en el Partido Nacional, además de Lacalle y Larrañaga, seguirá en carrera Cristina Maeso.

Pero ¿qué diablos es la Convención Nacional? ¿qué significa votar listas para la Convención Nacional? La Convención Nacional tiene dos funciones genéricas y eventualmente una tercera:

a) elegir al candidato a vicepresidente de la República

b) elegir el candidato a presidente de la República si ninguno de los pre-candidatos obtiene las mayorías necesarias, es decir, más de la mitad el total de votos de su partido o al menos el 40% de los votos de su partido y una distancia de 10 puntos porcentuales con el segundo

c) en el caso de los partidos Colorado y Nacional, por así disponerlo sus Cartas Orgánicas, estas convenciones nacionales son las Convenciones que ejercerán tal función de gobierno partidario durante cinco años. En el EP-FA-NM son solo convenciones con funciones electorales.

Desde el punto de vista político, las elecciones cumplen funciones más extensas. En ambos partidos tradicionales se define el candidato a vicepresidente de la República que luego será confirmado por la Convención. En el Partido Nacional será la persona que indique el sector que en la competencia presidencial obtenga el segundo lugar (es decir, que la fórmula será Lacalle y un vice propuesto por Larrañaga, o Larrañaga y un vice del herrerismo). En el Partido Colorado la vicepresidencia se disputa entre el Foro Batllista y La 15. La suma de votos de todas las listas foristas versus la suma de votos de todas las listas quincistas. El que gane, indica el candidato a vicepresidente, que en el caso de La 15 lo sería Alejandro Atchugarry, y en el del Foro lo más probable es que se resuelva a posteriori del 27 de junio.

Pero además en ambos partidos tradicionales los resultados para la Convención Nacional suponen rankings para la elaboración de las listas al Senado o a Diputados, o las bases para realizar acuerdos para la competencia para la cámara baja. En el EP-FA-NM, es una primera medición de fuerzas que influirá sobre el ajuste final de los acuerdos entre los grupos políticos para disputar las bancas de senadores y de diputados (definición de sublemas al Senado, combinaciones para Diputados en el interior, eventualmente algún nuevo agrupamiento a nivel nacional o departamental)

Por último, la Convención Departamental es la que elige al o a los dos candidatos a intendente municipal (que en circunstancias muy especiales pueden llegar a ser hasta tres). Y si bien en la izquierda es probable que no se use en todos los departamentos exclusivamente el resultado de la elección a convención departamental, será igualmente un indicador importante a la hora de la negociación política.

Como se ve, la elección del 27 de junio tiene consecuencia hacia la Presidencia de la República, hacia la Vice, las candidaturas al Senado y a la Cámara de Diputados, pero también se vinculan directamente con las elecciones municipales. Son un punto de partida para todo el ciclo electoral.